FANDOM


Harrisburg

Central nuclear de Three Mile Island.

El accidente de Three Mile Island es la tercera catástrofe nuclear más grave de la historia, detrás de Chernóbil y Fukushima, y la mayor de Estados Unidos. El 28 de marzo de 1979 se produjo una fusión parcial del núcleo en la central de la ciudad de Harrisburg (Pensilvania, Estados Unidos) que generó una fuga radiactiva de la que aún se desconoce el alcance.

Catástrofe de Three Mile Island

Alrededor de las cuatro de la mañana del 28 de marzo de 1979, el reactor dos de la central de Three Mile Island empezó a perder agua de refrigeración del circuito primario. Esto hizo que aumentara la temperatura del combustible de uranio.

Pese a que el reactor se paró automáticamente, el calor residual permaneció en el núcleo y las barras de combustible comenzaron a derretirse. El reactor se fusionó de forma parcial y se produjo una fuga de gases radiactivos a la atmósfera[1][2]. Ni la vasija ni la zona de contención se rompieron, pero el calor extremo comenzó a desprender hidrógeno en los revestimientos metálicos. Los técnicos comenzaron a tener miedo de que la burbuja de hidrógeno que se había formado produjera una explosión incontrolable. Por eso decidieron liberar los gases al exterior[3]. Estudios posteriores han determinado que esa decisión fue un error humano: era muy improbable que se produjera dicha explosión[4].

Consecuencias

Debido a la percepción de que había riesgo de catástrofe nuclear, el gobernador de Pensilvania, Dick Thornburg, firmó una orden de evacuación voluntaria a mujeres y niños y advirtió a los habitantes de 30 kilómetros a la redonda. Muchas personas abandonaron sus casas ante el desconcierto por lo que estaba ocurriendo.

Las fugas radiactivas generaron un incremento de personas con cáncer[5] en los lugares cercanos al accidente, pero los datos relacionados con las consecuencias en la salud de la población no están claros. Lo que sí confirman los expertos es que los daños psicológicos fueron enormes. Primero, por la desinformación: las emisoras de radio decían que todo estaba bien mientras que algunas cadenas de televisión como la CBS hablaban de un “incidente serio”. No se dejaba de repetir que todo funcionaba correctamente, pero los vecinos no se lo creían. Se formó un grupo de vigilancia entre los habitantes de Harrisburg que se llamó “Three Mile Island Alert” y patrullaba por las noches.

El movimiento antinuclear creció en Estados Unidos. Las manifestaciones de activistas[6] se multiplicaron y nombres como el de Mary Osborn comenzaron a tener protagonismo en estas protestas. Bajo el lema “They lie” (ellos mienten), trataron de evitar que se establecieran más centrales nucleares en el país norteamericano. De hecho, más de 74 cancelaron su apertura. Se produjo un “parón nuclear” en Estados Unidos.

La explosión de Harrisburg se ha considerado el primer accidente de nivel 5 (solo por detrás de Chernóbil y Fukushima, que son de nivel 7). La central pasó por un proceso de descontaminación de una envergadura mucho mayor que los que se habían hecho anteriormente. El alto coste y que los liquidadores se expondrían a altas dosis de radiactividad hicieron que se realentizara.

Véase también

Referencias

  1. Organismo Internacional de la Energía Atómica (G.R. Corey) - Somero examen del accidente de Three Mile Island
  2. United States Nuclear Regulatory Commision - Backgrounder on the Three Mile Island Accident.
  3. El Mundo - Especial Chernóbil, 25 años después. Otros accidentes: Three Mile Island.
  4. Greenpeace España - El accidente nuclear de Three Mile Island (Harrisbug, EE.UU., 1979)
  5. El País - Lecciones y consecuencias del accidente de la central nuclear de Three Mile Island.
  6. El Mundo - El fantasma del desastre nuclear de Three Mile Island aún sigue vivo.
.