FANDOM


Lazonaradiacion

Liquidadores en la zona de exclusión de Nogales.

Los liquidadores son los operarios que desarrollan trabajos de descontaminación y la limpieza en los desastres nucleares. Comenzaron a tener relevancia tras la catástrofe de Chernóbil y, posteriormente, tuvieron un papel determinante en Fukushima.

Los liquidadores son en su mayoría especialistas nucleares, ingenieros, científicos, bomberos y miembros de tropas terrestres y aéreas, aunque en accidentes graves también trabajan un gran número de voluntarios sin cualificación. Suelen llevar trajes de protección recubiertos de capas de plomo para bloquear lo máximo posible la radiactividad y máscaras para evitar inhalar los gases contaminantes.

Liquidadores en Chernóbil

Se calcula que en total fueron unos 600.000 liquidadores los que trataron durante 1986 de sofocar el incendio y construir una cápsula protectora de hormigón para evitar la expansión de la fuga radiactiva[1]. Según organismos locales de Chernóbil más de 150.000 han muerto[2]. El gran riesgo al que se sometieron fue la contaminación por inhalación de Cesio-137 y Yodo-131 y el de enfermedades a largo plazo producidas por la radiación, como el cáncer.

Los liquidadores de Chernóbil tienen un gran prestigio en Ucrania, donde se perciben como salvadores del desastre nuclear. Pese a que oficialmente se afirma que acudieron de forma voluntaria, hay discrepancias acerca de ello. De hecho, el propio gobierno de la URSS ofreció a los trabajadores del techado (uno de las funciones más peligrosas) reducir dos años de servicio militar en Afganistán a cambio de cumplir estas tareas. En el accidente de Chernóbil, la explosión del reactor había destruido el techo de la central y la función de estos trabajadores era volver a construirlo para evitar una fuga mayor. Debido al alto nivel de radiactividad, solo se permitían turnos de unos segundos. Trataron de improvisar trajes revestidos de plomo, pero el alto nivel de la dosis de radiación recibida (hasta 10.000 milisieverts) provocó al poco tiempo la muerte de la mayoría de estos trabajadores[3].

Los liquidadores también fueron los encargados de apagar el incendio desde el aire, utilizando helicópteros desde los que lanzaron materiales como plomo, arena, dolomita, boro y nitrógeno líquido. Posteriormente, se encargaron de las labores de descontaminación y de construcción de un sarcófago para la zona radiactiva.

Liquidadores en Fukushima

El número de liquidadores en Fukushima fue mucho menor que en Chernóbil. El hecho de que no fuera necesario el proceso de extinción del fuego hizo que bastaran 800 voluntarios que se encargaron de tratar de limitar la fuga y descontaminar la zona [4]. La gran mayoría de estos liquidadores abandonaron la zona poco después, como el resto de la población de 20 kilómetros a la redonda.

Otros continuaron en la zona y entre ellos los liquidadores más conocidos mediáticamente fueron “Los 50 de Fukushima[5][6]. Cuando el resto de la población migró estos ingenieros y trabajadores de la central nuclear decidieron quedarse para tratar de refrigerar y controlar los reactores nucleares. Muchos admiten que se dedicaron a ello porque se sentían responsables de lo sucedido y quisieron compensarlo ofreciéndose para frenar la radiación.

Debido a la escasez de liquidadores profesionales en Fukushima, fueron contratadas y subcontratadas personas no cualificadas, entre ellas algunas sin hogar a las que les ofrecían alrededor de ochenta euros por trabajar en tareas de descontaminación y en la construcción de una cápsula de hormigón para evitar la expansión radiactiva [7].

Véase también

Referencias

  1. El Mundo - Testimonio: El drama de los liquidadores.
  2. El País - Entramos en el abismo nuclear de Prípiat.
  3. National Geographic - Las consecuencias del desastre nuclear de Chernóbil.
  4. El Mundo - Los “liquidadores” de Fukushima.
  5. BBC - El cruel destino de los cincuenta de Fukushima.
  6. El País - 50 ingenieros intentan controlar la refrigeración de los reactores afectados en Fukushima.
  7. Reuters - Special Report: Japan’s homeless recruited for murky Fukushima clean-up.
.