FANDOM


Lugares abandonados

Tras la explosión de la Central nuclear de Nogales, los habitantes de la región se vieron obligados a abandonar sus casas y se formó una zona de exclusión. Pese a los procesos de descontaminación y limpieza del área y el progreso de los planes de repoblación, muchos lugares de Nogales continúan siendo inhabitables por sus altos niveles de radiación.

Algunos de estos sitios han sido saqueados y son utilizados por las redes de contrabando. Estos lugares van apareciendo en la serie de la mano de los diferentes personajes y pueden llegar a tener un gran peso en la historia.

La fábrica de Santo Ángel

En esta fábrica abandonada, Zoe había quedado en reunirse con Esteban al inicio de la serie. Cuando es perseguida por Martín y otros policías, Zoe llega a este lugar y empieza a gritar el nombre de su tío. Es entonces cuando Martín encuentra el cadáver de Esteban colgado boca abajo y brutalmente asesinado.

Héctor se dirige hacia esta fábrica cuando la comisaría recibe el aviso del asesinato. Es la primera vez que entra a la zona de exclusión tras el accidente de la Central Nuclear, acontecido tres años antes. Allí se encuentra con Martín, la juez Noriega y Ramón, el forense, y descubre todos los detalles del caso. También conoce a Zoe, la sobrina de Esteban, a la que se llevarán posteriormente a comisaría.

Antiguas viviendas

Las casas de los personajes que vivían en Nogales antes del accidente también aparecen en la serie. La primera es la de Héctor, a la que vuelve el protagonista tras entrar en la zona para investigar el asesinato de Esteban Montero. Allí recuerda a su hijo Fede, que falleció en el accidente de la Central.

La Otra Zona

Existe una cuenta de Instagram que muestra los lugares abandonados de Nogales. El nombre de este perfil es “La Zona Abandonada”.