FANDOM


SelloCasoAbierto
Este artículo o sección aún es un Caso Abierto.

Nadie sabe qué ha pasado en La Zona. ¿Tienes información confidencial? Ayúdanos a ampliar los datos de este archivo.


¿Estás perdido? Podemos ayudarte si eres nuevo en La Zona, si necesitas Ayuda o si prefieres investigar las Políticas de uso. Si sigues rodeado, pide refuerzos a la Comunidad.

El proceso de descontaminación es una medida recomendada para reducir o eliminar los niveles de contaminación. Se lleva a cabo en dos ocasiones: cuando existe una sospecha de alto nivel de radiactividad (haya ocurrido o no un accidente) o cuando se pretende desmantelar una central nuclear.

Este proceso puede ser muy diferente según lo que se pretende descontaminar. Desde personas a residuos, zonas o centrales pueden necesitar reducir su nivel de contaminación y el método para lograrlo será diferente según lo que se pretenda descontaminar.

Método

El método a seguir en este proceso depende del nivel de radioactividad de la zona[1][2]. Si es bajo o medio, pero se ha decidido descontaminar una central o un espacio, el proceso es muy metódico: se señaliza la parte radiactiva y se realizan lavados desde la zona periférica a la central para evitar que se extienda la contaminación.

Los contaminantes se concentran en un volumen más pequeño, desde donde se enviarán a centros de almacenamiento de residuos de una intensidad adecuada. El resto, tras una limpieza y desclasificación se tratarán como un residuo corriente.

Si los riesgos y los niveles de radiación son más altos, la prioridad será aislar el núcleo y evitar que se funda. Para ello se crean unas cápsulas de hormigón diseñadas a medida y se espera a que pase el tiempo y los niveles sean más normales para comenzar el proceso de descontaminación. Estas fases suelen durar varios años y el Comité de Seguridad Nuclear será el responsable de su supervisión. Uno de los procesos de descontaminación más comunes es el del suelo, para el que se utilizan diferentes principios de acción fisico-químicos, biológicos o térmicos. Una de las medidas más comunes en descontaminación de los suelos es remover la tierra y eliminar sus primeras capas.

Para descontaminar a una persona es necesario empezar valorando el estado general del paciente y, en el caso de que los tenga, tratar primero los daños de gravedad. Posteriormente se le dará el fármaco más adecuado para el radionucleido implicado, reduciendo así los niveles de radiación.

Procesos de descontaminación en Chernóbil y Fukushima

La característica principal de estos procesos es la necesidad previa de neutralización del contenido radiactivo. Para ello se utilizan sarcófagos de hormigón que se mantendrán hasta que los residuos bajen su nivel de radiactividad hasta uno más estable. Para construirlos, se lleva a cabo un proceso de descontaminación previo de la zona de construcción para evitar poner en peligro a los liquidadores. Será después de esto cuando se comience a descontaminar.

El proceso de descontaminación de Chernóbil fue diferente. La urgencia por evitar la expansión de la fuga radiactiva y el desconocimiento generó unas duras condiciones para los liquidadores. Actualmente, el nivel de radiactividad sigue siendo alto por lo que se ha creado un nuevo sarcófago de hormigón[3][4][5]. En el caso de Fukushima el propio gerente de la planta afirmó que solo se había completado un 10% de la descontaminación y que podría alargarse hasta los cuarenta años[6][7].

Procesos de descontaminación en España

En el propio Boletín Oficial del Estado se garantiza la prevención sanitaria de las radiaciones[8]. En ellas se incluye la descontaminación como medida obligatoria en los casos que así lo requieran por superar unos niveles de radioactividad[9].

Uno de los procesos más mediáticos a nivel nacional es el de Zorita, una central de Guadalajara que está sufriendo un proceso de descontaminación por desmantelamiento[10]. Durante estos meses ya se han removido 18.000 toneladas de una tierra que podría contener partículas radiactivas.

Palomares (Almería) también ha sufrido un largo proceso de descontaminación que aún sigue en marcha[11][12]. El 17 de enero de 1966 un avión estadounidense que cargaba con bombas nucleares se estrelló en la zona y, pese a que ninguna bomba explotó, algunas se rompieron y aumentaron los niveles de radiactividad del área. Pese a que se llevó a cabo una limpieza, se está esperando una segunda de cuyo gastos se harán cargo a medias Estados Unidos y España.

Referencias

  1. Universidad de Murcia - Manual de radioprotección y plan de emergencia interior de la instalación radiactiva de la Universidad de Murcia.
  2. Sergio Hurtado Melo - Principales métodos de descontaminación de suelos.
  3. BBC - El superdomo que pondrá punto final a Chernóbil.
  4. El Mundo - El nuevo sarcófago de Chernóbil.
  5. El País - Chernóbil se cubre de un inmenso caparazón para estar a salvo un siglo.
  6. El País - Un informe revela que la actividad de Fukushima puede haber contaminado el suelo a 500 kilómetros de la central.
  7. Radio Televisión Española - Aniversario del tsunami en Japón. La descontaminación de Fukushima avanza lentamente cinco años después del desastre.
  8. BOE - Real Decreto 783/2001, de 6 de julio, por el que se aprueba el Reglamento sobre protección sanitaria contra radiaciones ionizantes.
  9. Sociedad Nuclear Española - Guía de seguridad 7.5.
  10. Europa Press - La nuclear de Zorita entra en la fase de descontaminación de los suelos, para lo que se removerán 18.000 toneladas de tierra.
  11. El Mundo - La verdad oculta de Palomares, 50 años después.
  12. El País - Medio siglo de rastro nuclear.
.